La diplomacia del ping-pong

En 1971 se habían producido los primeros contactos entre Washington y Beijing, tras un largo periodo de Guerra Fría. Un equipo de jugadores estadounidenses se encontraba en Japón disputando el Campeonato del Mundo (el primero se celebró en 1926) y recibió una sorprendente invitación: China requería su presencia para protagonizar partidos de exhibición en Beijing. Poco después, se conviertían en los primeros ciudadanos estadounidenses que entraban en la China comunista desde la llegada al poder de Mao Zedong, en 1949. Los anfitriones derrotaron a sus invitados en los encuentros amistosos, sin embargo, por encima del juego se había iniciado lo que el entonces primer ministro chino, Zhou Enlai, describió como “un nuevo capítulo en la historia de las relaciones entre los pueblos americano y chino”.
Posteriormente, el equipo nacional chino correspondió con una visita a Estados Unidos, y un año después el presidente Richard Nixon viajaba a China en una misión histórica que había empezado a fraguarse con aquellas primeras partidas.

Vía: El Mundo

A los que han visto Forrest Gump les sonará esta historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: