Una olimpiada, dos comités

Acabo de enterarme, Wikipedia mediante, que los Juegos de 2008 se celebrarán en las instalaciones de dos países miembros del Comité Olímpico Internacional. La mayor parte de las pruebas se disputarán, como no podía ser de otra forma, en la ciudad de Pekín. Otras ciudades más o menos cercanas acogerán las competiciones de vela y algunos partidos de fútbol. Por su parte, las pruebas de hípica tendrán su sede en Hong Kong, que pertenece a China desde 1997, cuando Gran Bretaña traspasó la soberanía del enclave colonial a las autoridades chinas, con la condición de que se respetaran las instituciones políticas y el status económico de Hong Kong. Es por eso que la isla pasó a gobernarse bajo la fórmula de un país, dos sistemas. El mismo procedimiento se utilizó con Macao, antigua colonia portuguesa, en 1999.

Fruto de esta ambigüedad -Hong Kong es prácticamente independiente de China, que sólo controla la defensa y la política exterior- se ha producido una situación cuanto menos peculiar: Hong Kong es miembro reconocido del CIO desde 1951. Si en aquel tiempo era colonia inglesa, nada tenía que cambiar a partir de 1997. La soberanía de China sobre Hong Kong sólo es visible en el concierto político internacional, porque en el deportivo actúan como dos entes distintos.

A todo esto hay que sumar que el deporte nacional de Hong Kong son las carreras de caballos -el turf, es decir, lo que de los hipódromos. Quizás por eso los responsables de la candidatura pekinesa pensaron en la antigua isla pirata para que acogiera las competiciones de hípica (doma, saltos… Pero, paradójicamente, no turf), o igual hay alguna intención encubierta para demostrar, ante los ojos del mundo, que Hong Kong es tan china como los guerreros de Shi’an.

Sea como fuere, la verdad es que dos Comités Olímpicos Nacionales tendrán algo que ver en Pekín 2008. Y no es la primera vez que pasa: en Melbourne 1956, por culpa de una absurda ley australiana, no dejaron entrar al país a los caballos de las pruebas de hípica. ¿La solución? Celebrar esas pruebas en Estocolmo. La historia se repite, pero seguro que no llamará tanto la atención como la primera vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: