Archive for noviembre, 2007

Dragón

012.gif

Necesito un traductor, que hoy no estoy muy lúcido.

Anuncios

Dejar un comentario

A qué se juega en China

Hace unos días me mandaron un e-mail sobre una campaña de Amnistía Internacional llamada “Pekín 2008: que todos vean a qué se juega en China”. Además de un pequeño manifiesto, se ha dispuesta una recogida digital de firmas para pedir al presidente chino que termine con la pena de muerte.

Actualmente China es el mayor ejecutor del mundo. Allí se llevan a cabo el 65% de todas las ejecuciones del mundo, mediante un disparo, habitualmente en la nuca y también con frecuencia creciente, por inyección letal. Desde 1996, año en que se introdujo la inyección letal junto con reformas de la Ley de Procedimiento Penal, se han utilizado decenas de camionetas itinerantes de ejecución. De esta forma, los órganos del ejecutado pueden mantenerse vivos durante más tiempo y pueden ser extraídos para transplantes. Amnistía Internacional ve con preocupación que el beneficio económico proveniente de estos transplantes pudiera llevar al incremento de las ejecuciones en el país.

Demuestra a las autoridades de China que para ti los derechos humanos no son un juego.

Por favor, firma ahora esta petición para que terminen con la pena de muerte. Le enviaremos un mensaje (leer) en tu nombre al Primer Ministro de la Republica Popular de China.

Quien quiera que lo firme.

Dejar un comentario

Libertad religiosa

El pasado día 12 de octubre la Gazzetta dello Sport (lástima que el artículo sea de pago) publicaba que el Comité Organizador había prohibido la presencia de Biblias -y cualquier símbolo religioso- en la Villa Olímpica. Al parecer, esta prohibición venía argumentada por una interpretación un tanto sesgada del artículo 61 de la Carta Olímpica:

No se permite ningún tipo de propaganda política, religiosa o racista en el área olímpica.

Creo que no hace falta explicar la diferencia entre la ostentación pública de símbolos religiosos -por ejemplo, una enorme cruz cristiana expuesta en cualquier estadio olímpico no tendría ningún sentido- y la fe privada de cada persona. Aquellos deportistas que quieran tener una Biblia o un Corán en la mesilla de noche de su habitación, deben poder hacerlo sin ningún problema. Si, pongamos por caso, el ganador del maratón llevara una bandera con la inscripción “Alá es grande”, estaría contraviniendo el artículo 61 de la carta olímpica.

Al parecer, todo este asunto ha quedado en una especie de malentendido con letra pequeña, ya que las autoridades chinas han desmentido estas informaciones, a las que califica de rumores, y aseguran que “las autoridades de asuntos religiosos de China y el comité organizador para los Juegos Olímpicos no han, ni podrían, emitir normas para prohibir la Biblia en la Villa Olímpica”.

Sin embargo, añaden que “China siempre ha respetado y protegido la libertad religiosa de los extranjeros que viven en China conforme a las leyes y regulaciones”. Es decir, que niegan de forma implícita la existencia de cristianos chinos (entre 8 y 12 millones, según el Vaticano) y, por tanto, la posibilidad de que un deportista chino, si le da la gana, pueda leer la Biblia en su habitación.

Como ya hemos dicho aquí, la relajación de algunas prohibiciones sólo afectarán a los visitantes extranjeros para que vivan en una especie de burbuja feliz y, de esta forma, mostrarles una buena imagen del país.

Y como colofón, el artículo 36 de la Constitución china, todo un ejemplo de ambigüedad respecto a la libertad religiosa.

Artículo 36- Los ciudadanos de la República Popular China son libres de profesar creencias religiosas.
Ningún organismo del Estado, organización social o individuo puede obligar a un ciudadano a profesar tal o cual religión o a dejar de practicarla, ni tampoco discriminar a los ciudadanos creyentes ni a los no creyentes.
El Estado protege las actividades religiosas normales. Ninguna persona puede realizar, al amparo de la religión, actividades que atenten contra el orden público, causen daño a la salud de los ciudadanos o perturben el sistema educacional del Estado.
Las organizaciones y asuntos religiosos deben mantenerse libres de todo control extranjero.

Las negritas son mías.

Dejar un comentario

Anillas

011.gif

Dejar un comentario

Tregua olímpica

La Asamblea General de la ONU pidió hoy a sus Estados miembros que observen de manera individual y colectiva una tregua durante la duración de los Juegos Olimpícos y Paralímpicos que se celebrarán en China en 2008.

Liu Qi, presidente del Comité organizador chino de las Olimpiadas, presentó el proyecto de resolución al órgano de la ONU. Admitió que los Juegos no cambiarán al mundo de un día para otro, pero continuarán inspirando a luchar por una paz duradera y la prosperidad común.

Tres comentarios:

– La tregua olímpica se aplica cada vez que hay Olimpiadas, es decir, cada dos años (Las de invierno también cuentan)

– Es uno de los máximos exponentes del espíritu de concordia entre naciones que postula el Movimiento Olímpico.

– Al mismo tiempo, lamentablemente no deja de ser simple palabrería para quedar bien. Cada dos años repiten el mismo texto y las mismas buenas intenciones.

De todas formas, hay que aplaudir la iniciativa, aunque por esta tregua las guerras no van a terminar, y me temo que tampoco se van a tomar un descanso de (sólo) quince días.

Dejar un comentario